Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

lunes, 13 de marzo de 2017

Enseñanza pública vs concertada

Se levanta una por la mañana leyendo cositas como las que os enlazo por aquí:




Y, antes de despertarse del todo piensa, "no me extraña que haya tanto revuelo últimamente con la educación", toma el primer sorbo de café, las neuronas se empiezan a activar y recuerda: "Ah, no, que el lío está por lo de quitar plazas de la concertada" De las innegables deficiencias de nuestro sistema educativo no se está quejando nadie.

Dejando a un lado la parte (indudablemente importante) de que la mayoría de colegios concertados son religiosos, ¿qué tenemos? Se habla del descenso demográfico y que, por tanto, hay más plazas que niños. Y partiendo de ahí, se razona que si van a sobrar plazas, se priorice la escuela pública en favor de la concertada. ¿Y la libertad de elección de los padres? ¿No deberíamos dejar que sean ellos quiénes decidan qué tipo de enseñanza quieren para sus hijos? Si hay más solicitudes para la concertada, ¿debemos seguir eliminando sus plazas igualmente para que esos padres se vean obligados a llenar las plazas de la pública? Bastante alejada está ya de la realidad la enseñanza en general como para favorecer aún más que no haya que hacer ningún mérito para conseguir alumnos. No estoy hablando a favor de ningún tipo de enseñanza en general. Cuando nosotros miramos colegios para Sofía estudiamos varias opciones: en concreto un privado, un concertado y tres públicos. No veo ahí un especial interés por la concertada. Sin embargo fue la decisión final (y eso que eso fue bastante antes de los recortes, que entonces la pública estaba mucho mejor que ahora)



Si se quiere priorizar un sistema de enseñanza público me parece fenomenal, pero háganlo bien. Mejoren las condiciones de esos colegios, la calidad de su enseñanza, la implicación de sus profesores... hay colegios públicos que reciben muchísimas solicitudes cada año. Lo están haciendo bien y así lo perciben los padres. También hay concertados que no reciben tantas. Al final, lo que los padres miramos (o deberíamos) es la calidad de un colegio en concreto, al que queremos llevar a nuestros hijos, que más quisiéramos todos que encima esa opción fuera la más económica. 

En el cole que escogimos se preocupan por trabajar la educación emocional, por trabajar por proyectos, hacer actividades mil en paralelo a las clases tradicionales. Seguro que otros muchos coles lo hacen, públicos y privados, pero nosotros teníamos unos criterios (y en mi caso sabéis bien que el de la religión distaba mucho de ser uno de ellos) y en función de ellos escogimos. También es cierto que todos los coles que miramos estaban lejos de casa y nos implicaban un gasto similar en comedor y autobús que, al final, es en lo que más dinero se nos va en realidad. ¿En serio si hubiera habido menos nacimientos aquél año hubiera podido quedarme sin plaza en este colegio porque alguien quiere promocionar la pública sin molestarse en mejorarla? ¿Por decreto? Lo siento, no lo veo...

Entiendo el interés en promocionar la escolaridad pública, de verdad que sí, pero no la forma en que pretenden hacerlo. Mientras no mejoren muchas cosas, yo al menos quiero seguir disfrutando de la libertad de elegir un colegio concertado si considero que su planteamiento se acerca más al que yo quiero para mis hijos. O ya puestos, un colegio público que sí me guste aunque no esté en mi zona, porque yo sé que somos un caso raro, pero la cercanía a casa no fue nunca un criterio para nosotros. 

En fin, bueno, esa es mi opinión, pero por supuesto me encantará escuchar las vuestras.

Seguidores