Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

domingo, 18 de abril de 2010

Al cole

Bueno, pues ya está, el lunes por fin se abre el plazo (en Aragón al menos) para presentar las solicitudes de colegios. Reconozco que este año estamos de lo más tranquilos, con una hermana ya en el cole no hay nada que temer, pero anda que no me estoy acordando de los nervios y las comeduras de tarro de hace dos años... y menos mal que el punto por proximidad lo han metido ahora y no entonces, que si no ya me da el yuyú. Y reconozco que no es mala idea, para la mayoría de la gente, que el colegio esté cerca de casa es una prioridad, lo que tiene mucha lógica, sin duda. Pero para nosotros realmente no lo era.

Como os digo, una vez que Sofía ya está en el cole que nos gustaba, ahora ya me da igual, pero si no llega a ser así, reconozco que me habría enfadado y mucho (con razón o sin ella, eso da igual) porque vamos a ver, que sí, que el de la cercanía es un criterio importante para mucha gente, que está genial que al salir del cole los niños puedan seguir jugando con sus amigos en la plaza o parque cercano... pero para algunos eso no es prioridad. Será por propia experiencia. Tanto mi marido como yo fuimos a colegios en el quinto pimiento girando a la derecha y a lo mejor por eso no consideramos la cercanía como un punto a tener en cuenta. Nosotros buscábamos el colegio que más nos gustaba, independientemente de su localización. Por suerte, al menos sí entraba en nuestra zona, si no hubiera sido imposible optar a él pero nuestros dos favoritos estaban desde luego a más de un kilómetro de casa, que es el límite que han puesto. Y ya entonces me preocupaba el tema, porque entiendo que no hay sistema perfecto, pero es que es una decisión importante... que el niño va a pasar un porrón de años en el cole (y tampoco es fácil cambiar luego en caso de que la cosa vaya mal) siempre me ha puesto muy nerviosa esa falta de seguridad en cuanto a la elección de colegio. Y entiendo que es imposible que todo el mundo pueda elegir sin más el colegio que le gusta porque hay unas plazas y siempre ha habido unos coles súper solicitados y otros que justito les viene para cubrir las plazas ofertadas. Algún sistema hay que implantar y algún criterio tiene que primar. Desde luego el de los hermanos en el centro es fundamental, solo faltaba que encima tuvieras cada hijo en un sitio distinto, y supongo que el siguiente más fácil es el de la distancia, sí. Y también es cierto que esto nos pasa por vivir en una ciudad grande con tanta oferta escolar, porque si vives en un pueblo que tiene un cole y gracias (y al instituto te tienes que ir al pueblo grande más cercano, como pasa en muchísimas localidades aragonesas), pues no tienes que pensar tanto.



Pero igual que no me gusta la idea de que mis hijos vayan a la universidad de Zaragoza porque sí, porque es la que hay aquí (suponiendo que quieran ir a la universidad, claro), tampoco me gusta la idea de escoger cole porque quede más cerca de casa. Luego mis hijos harán lo que crean conveniente, por supuesto, pero me gustaría inculcarles la idea de que abran más su mente. Que si la carrera que quieren estudiar (siempre dando por hecho que quieran estudiar, que es mucho dar...) la dan mejor en Madrid, o en Munich, o en Londres... pues que se vayan allá. Sí, vale, luego se tiene que poder, pero hablamos a nivel ideal. Por un lado tienen que dominar el idioma en cuestión, que tampoco me importaría nada que lo hicieran, por otra parte... (o que en todas las universidades europeas se estudiara en inglés, que tampoco sería ninguna tontería), por otro lado por supuesto te lo tienes que poder permitir... pero mi convicción en este sentido llega tan lejos que ya desde antes de nacer mis hijos me planteé un sistema de ahorro (que voy llevando cuando puedo y como puedo pero nunca he dejado del todo) precisamente para eso. Me hizo mucha gracia (por no decir otra cosa) el día en que les abrí a mis hijos su propia cuenta con acciones del Santander y la señora que me atendió (encantadora por otra parte) me comentaba que podía retirar el dinero cuando quisiera sin ningún problema y me ponía un ejemplo que, particularmente a mí me puso los pelillos de punta, pero claro, la mujer no tenía por qué saber mis ideas al respecto: "por ejemplo, el día que te haga la comunión la niña... pues para el vestido... las joyitas..." pues mira no... yo desde el principio me planteé esos ahorros para que si el día de mañana mis hijos quieren salir a estudiar fuera (sea España o extranjero) no tengan que dejar de hacerlo por cuestión económica (y anda que no me falta por ahorrar, porque sale por un pico estudiar fuera... pero bueno, aun me quedan años...)

En fin, que luego los chicos me harán una formación profesional y dedicarán ese dinero ahorrado a montar su propio negocio y tanto pensar en esto no habrá servido para nada pero con lo que me gusta a mí darle vueltas a la cabeza, y lo bien que me lo paso... y al final, lo único importante de verdad es poder dedicarte a lo que te gusta, porque oye, que son muchos años de trabajo (y si ya ni se sabe a qué edad nos podremos jubilar nosotros, ¿qué será de nuestros pobres hijos?, quién sabe...) Así que pese a todo este rollo, os aseguro que no me llevaré ningún disgusto si luego sus planes son otros bien distintos. Creo que cada uno tiene que forjarse su propio camino y el papel de los padres es orientar a sus hijos en caso de duda, pero ni siquiera aconsejando, sino simplemente (es un decir, de simple no tiene nada) ayudándoles a que ellos mismos encuentren sus propias respuestas, ¿no os parece?

15 comentarios:

Celia dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en tu planteamiento. Los padres podemos pensar que esto o aquello es lo mejor para nuestros hijos. Pero al final son ellos los que deciden.
Yo lo hice con mi vida. Así que veo lógico y normal que mis hijos hagan lo mismo.
Yo, como madre, podré aconsejarles, pero no imponerles.
Eso sí siempre nos queda "el miedo" de que sepan elegir bien...Mi hija todavía es pequeñita y le quedan años para este tipo de decisiones.

Turuleta dijo...

Me parece una idea genial hacerles una cuenta bancaria e ir ahorrando dinero para su futuro. Desde luego tu planteamiento es el ideal "de la muerte" "osea" no, en serio de verdad que creo que todo lo que dices es muy sensato y equilibrado.
Ahora si me dicen que mi hijo se hace domador de tigres o saltador de paracaidas...lo que se dice mucha gracia no me haría...ejejeje,
saludos!

laura dijo...

yo tengo un pequeño(diminuto más bien)plan d pensiones para los estudios d mi hija, no sea q el día d mañana quiera estudiar no se que en el quinto pino,no m gustaría q el dinero fuera razón para cortarle las alas, q haga lo q quiera,una carrera o no y si no q trabaje, siempre he dicho q lo único q pido es q sea buena persona,responsable y trabajadora,ya no se puede pedir más.Q disfrute d lo q haga, q son muchas horas las q tendrá q dedicarle.El temita d los puntos del cole,tal y como hemos hablado en otras ocasiones se las trae,creo q deberían suprimirlo, antes todo estaba más repartido y no recuerdo q nadie se quedara fuera ni tanto drama,menuda mierda d democracia en la cual t imponen un colegio para la educación d tus hijos,ya no podemos elegir ni eso libremente.Bsitos a todas.

Elena-Z dijo...

Laura, no sé donde vives tú, pero yo recuerdo cuando mi hermano iba a entrar al cole en primaria a mis padres hablando con que si lo cogerían o no. Y no os lo perdais, a un niño de 5 años (y a todos los niños de su edad que aspiraban a entrar en ese cole) les hicieron una especie de examen o prueba de nivel, para entrar. NO os hablo de un cole exclusivisimo, no, vale, era privado de los de entonces, que ahora es concertado. Asi que siempre ha habido cosas de estas. Sólo que en los públicos entraría todo el mundo, y en los privados, entraban a dedo o a lo que fuera. El otro dia la abuela de un amiguito de mi hija nos contaba eso, que su hijo entró en el cole porque se buscaron un enchufe que sino, no entraba. Y hablo de nuevo de cole concertado actualmente, nada de un cole superchic ni nada de eso.

En cuanto al comentario de Lamamma... pues yo en lo de los puntos disiento. Yo pedía para mi hijo un cole justo debajo de casa. Hubo sorteo, tuve suerte, y Sara entró. Pero si no hubiera entrado (como les pasó, por cierto, a 7 u 8 niños) la hubieran mandado al quinto pimiento. Y para mí sí es importante la cercanía al cole. Que sus amiguitos vivan en el barrio me parecía importante, y curso y medio despues me lo sigue pareciendo. QUe se pueda quedar a jugar despues del cole me parecia importante y curso y medio despues, me lo sigue pareciendo. Igual porque yo iba al cole también al quinto pimiento a la izda, pero con un matiz: mi cole no era de los que todos los niños se suben al bus y ninguno se queda jugando. Mi cole era de los que la mayoría de las niñas vivían por alli, y yo me tenia que ir mientras ellas se quedaban. Y de más mayor... todo era un problema, porque yo vivía lejos. Asi que yo aplaudo los 7 puntos por cercanía. Y más lo hubiera aplaudido hace dos años.

En cuanto a lo otro... pues sí, yo también tengo una cuenta de ahorro para mi hija. No sé para qué: para sus estudios, para cuadno se independice, para cuando monte un negocio, para lo que sea. Y aunque la de la CAI se reía cuando se lo conté, se la abrí con los 100 euros de la maternidad. Mis 100 euros mensuales de maternidad los tiene ahorraditos Sara para cuando los necesite. Otra cosa es "que me llegue", pero bueno.

Y yo lo único que quiero es que mi hija sea feliz. Y que pueda tener un poco más de calma en su vida que la que tengo yo.

Anónimo dijo...

YO, como has dicho, estoy en un pueblo y no tengo problema. La verdad es que de todas formas siempre paso apuro hasta que veo las listas, porque ¿y si justo ese año hay muchas más solicitudes, y tienen más puntos que yo, y me quedo fuera? Pero bueno, Lucía ya entró, y ahora seguro que Inés entrará sin problemas.

Yo veo bien lo de los puntos por cercanía. NO es solo el hecho de que conozcan a los niños del parque y sean sus compañeros. Es que si te toca en la quinta puñeta, todo el tiempo que inviertes llevándolo y trayéndolo en coche es tiempo que se pierde tontamente, no me da calidad de vida. Por ejemplo, aquí hay gente que con tal de llevarlo al privado superchic se van a otro pueblo, y luego encima vete a trabajar a otro lado: A madrugar más; yo creo que levantarles a las 7 ya es suficientemente temprano, no creo que vayan a recibir nada tan superguay mejor por encima tener que levantarse a las 6'30 o incluso antes. El rato de coche no estamos disfrutándolo juntas, es un tiempo "de tránsito" perdido tontamente (desde mi punto de vista). A mí también me pasó tener que ir lejos al cole, porque en los más cercanos sólo cogían niñas, y mi madre se negó a llevar a mi hermano a un sitio y a nosotras a otro. Y es un rollo, no te integras igual, a no ser que seas super-extrovertido, pero si no, es un punto en contra.

Yo pienso: Cuando se habla de que unos nos gustan más que otros, lo que habría que hacer no es tratar de entrar por todos los medios, sino plantearse cómo mejorar el que está al lado de casa que no nos gusta. Ahí deben gastarse el dinero de nuestros impuestos, y no en ir los políticos todo el día en primera clase. La escuela pública "debería" ser igual en todos los coles, así no perderíamos el norte por entrar en tal o cual.

Saludos
misteriosa

laura dijo...

Bueno,claro q cosas así han pasado toda la vida,( y ahora tb) además d lo d los puntos pa acabar d "jorob...",pero está claro q esta no era la tónica general ni mucho menos, en la inmensa mayoría d casos habia libertad d elección, a no ser q ya se tratara d un colegio elitista en los q era más importante lo q ganaran los padres q lo buen estudiante q fuera el hijo.Pero generalmente en pocos colegios se realizaban pruebas d acceso.Para mi, al igual q lamamma la cercanía o no del cole m daba igual,ella tiene a sus amiguitos del barrio y a sus amiguitos del cole,somos socios del centro cívico del barrio y tb realiza actividades allí,además d verlos cada santo día en el parque,así q eso no m preocupa en absoluto,ya m he preocupado yo d q desde niña se relacione con todos, y es más, m gusta q tenga los 2 ambientes,bajo mi punto d vista lo veo incluso más enriquecedor para ella.Y misteriosa , lo siento pero a mi eso d procurar como mejorar el colegio q está al lado d nuestra casa en vez d intentar entrar en otro por todos los medios no m vale.Pq yo para mi hija quería un colegio concertado y religioso y cerca d mi casa no hay ninguno,todo depende del tipo d educación q quieras para tus hijos.Bsitos a todas.

Anónimo dijo...

Hombre laura, si no tienes a tu lado eso especial que quieres está claro que no se puede hacer nada. Pero a veces "eso especial" es algo normal que debería estar en todos los coles y no está. Y no me refiero a en plan personal nosotros cambiar el cole, me refiero a que a nivel oficial, deberían procurar ofrecer lo mismo en todos los coles, así no habría tortas por unos y otros vacíos.

misteriosa

Anónimo dijo...

Me olvidé comentar sobre lo del ahorro. Yo lo veo bien, aunque yo lo empecé y lo paré. Al final acabas ahorrando tanto y no viviendo nada: plan de pensiones, ahorro para la niña, etc. NO sé, no lo vimos claro. Ahora meto 50 euros, pero dentro de 20 años 50 euros no serán nada. La verdad es que decidimos torear los problemas cuando vengan. ME alegraría que puedan estudiar fuera, si la carrera no está aquí, mandarlas a aprender inglés. Aunque también reconozco que voy a ser exigente como lo fueron conmigo: Si se quieren ir a estudiar fuera, eso vale un pastón, así que exijo seriedad, buenas notas, todo eso. Yo no me gasto un pastón que cuesta mucho ganarlo para que se vayan por ahí de juerga porque sí. Sé que es duro, pero deben aprender que las cosas cuestan, el dinero no lo regalan.

misteriosa

laura dijo...

Pero es q eso d ofrecer lo mismo en todos los coles para q no haya tortas tampoco es posible ,misteriosa.Hay padres q quieren una educación laica para sus hijos,y otros la quieren religiosa, hay padres q prefieren un colegio público y otros concertado.Eso d q en todos oferten lo mismo es una utopía, un imposible, y así debe ser y seguir siendo, pq todos somos distintos y no todos pensamos igual y no todos queremos la misma educación para nuestros hijos,y todas las opciones son igual d buenas,aunque eso no quita q yo, personalmente, quiera una determinada educación para mi hija q el cole d al lado d casa no me oferta.Yo no es q quiera una educación "especial" para mi hija, simplemente quiero una educación religiosa en un colegio concertado. No debería ser tan complicado ni deberían existir tantas trabas para elegir el tipo d educación q quieres para tus hijos.Bsitos.

Anónimo dijo...

Sé que es una utopía, y seguirá siendola dentro de 500 años. Pero eso no quita algunas cosas sencillas, y prácticas, que es a lo que me refiero: Por ejemplo, puede ser que en el cole lejano haya biblioteca con libros y en el de al lado de casa no, eso se debe poder mejorar sin demasiados problemas, no ir abandonando ese cole cada vez más a su suerte. La tarea está en dotar a todos los coles de medios suficientes para que la razón de no querer uno no sea que esté hecho una piltrafa.

misteriosa

espontanea dijo...

Yo pensé en su día mandar a la niña al cole del pueblo de al lado, que resulta que está en otro país. No lo hice porque era demasiado pequeña, y ahora me alegro. He conocido varios casos de niños que viven en el pueblo, pero que como no estudian aquí, no se relacionan con los otros niños. O se relaciona poco y mal. En las ciudades es muy distinto. Ya encontraremos otra forma de que aprendan francés, campamentos o algo.

Me ha hecho gracia los ejemplos que ponéis de las profesiones que no quisierais para vuestros hijos. A mí no me molestaría que mis niñas fueran paracaidistas, o domadoras de tigres. De hecho, Ainara le tiene martir al gato de casa. Y preferiría que montaran su propio negocio a que fueran a estudiar a Boston. Me encantaría que hicieran con su vida algo interesante y emocionante.

Espero poder garantizarles que puedan hacer lo que les dé la gana.

laura dijo...

Creo q el problema la mayoría d veces no es q sean una piltrafa o no,los d al lado d mi casa q son públicos y nuevos no son precisamente una piltrafa,y yo(como mucha gente en mi barrio)no los he querido... instalaciones completamente nuevas y un buen profesorado.De la mayoría d colegios nuevos, al menos en mi ciudad,la gente habla maravillas.Pero eso no quita q no entre dentro del tipo d educación q quiero para mi hija.Si q es o sería importante dotar a la mayoría d colegios públicos viejos(q es donde suele estar el problema) d iguales instalaciones q los nuevos y mejoras,pero en muchas ocasiones aparte d eso, evidentemente, se miran muchas otras cosas.En mi ciudad, t voy a hablar claro, los colegios q no quiere nadie son los q existe una mayoría aplastante(80%) d inmigrantes(mayoría q no existe ni d lejos en estos públicos q t hablo)d estos colegios hay uno en el barrio viejo(q está a 5 min.d mi casa) y t aseguro q no conozco ni una sola mama del parque q lo haya incluido en la solicitud y eso q han hecho mejoras más q evidentes en el cole,y mira q he hablado del tema con multitud d mamis, q todos somos muy solidarios...pero luego a la hora d la verdad...Los restantes colegios d mi zona tienen fama d ser muy buenos,pero repito, eso muchas veces no es suficiente razón para llevarlos si no va a recibir el tipo d educación q quieres para tus hijos, o ese al menos es mi punto d vista.

Tita dijo...

Comparto muchos puntos de vista con Elena-Z y con Misteriosa.
Siempre fue muy importante para nosotros que el cole estuviera a un paseito de casa y poder hacer vida diaria con sus compañeros.

No hay colegio mejor o peor, sino padres encima, lo tengo claro porque lo he vivido del otro lado.

Otra cosa para mi es querer determinada ideología religiosa, o biligüísmo, que ahí no hay más cáscaras, claro.

No hacemos cuenta de ahorro concreta para estudios en el futuro porque con un ahorro general ya nos asfixiamos. No me importa que sea fontanera, si quiere serlo y consigue serlo. Ya habría conseguido más que yo, que hice carrera y no hago realmente lo que querría.

Si en su momento, por sus notas, motivación y alguna otra circunstancia tuviera que mandarla estudiar fuera, el dinero no sería problema, me empeñaría hasta las cejas y doblaría jornada si fuera preciso.

Soy previsora, pero los últimos acontecimientos en nuestras vidas nos han enseñado que planificar al milímetro no ha resultado demasiado útil.

Creo que dentro de una mínima organización y plan de vida...hemos de fluir con la vida misma.

¡Y eso que meterla en el primer año de colegio, casi nos cuesta una úlcera! Claro, es que además teníamos los 4 coles a 400 metros de casa....

Un abrazo

laura dijo...

..y m olvidé d comentar otra razón importantísima por la cual quería un concertado,en los públicos en cataluña hasta la primaria el castellano ni lo huelen,en el cole q va mi hija la mayoría d cosas las hacen en catalán,pero tb se les enseña castellano

da-CREACION.es dijo...

Lamamma,
Nuestra hija acaba de obtener plaza en el colegio concertado a 2 min. de casa, donde estudié yo durante 14 años. El problema es que lo elegimos por la educación, las instalaciones, la cercanía, la tranquilidad de no tener que mandarla al insti, etc., pero la peque no está bautizada y nosotros, no es que seamos ateos, pero la religión, de lejos. Lógicamente, no nos preguntaron nada en el momento de hacer la preinscripción, pero para hacer la matrícula nos piden el certificado de bautismo. Les hemos comentado el tema y nos han dicho que bueno, que si no lo tenemos..., pero que sepamos qué tipo de educación imparten, etc. Nos da miedo que la peque sufra algún tipo de discriminación al respecto. Sé que tu caso es muy parecido, ¿cómo lo llevas?, ¿has tenido alguna experiencia negativa?
Un saludo y gracias,
María.

Seguidores